sábado, mayo 30, 2009

Tu puta…

Se pone desnuda al borde de la ventana y te deja ver destellos de luna en su piel, que agitan deseo, que incitan a evitar el romanticismo hipócrita para no estar con “la otra” de nuevo. Te mira burlona, fija y descaradamente levantando una ceja mientras se acaricia los senos con voluptuosidad bajando suavemente las yemas de los dedos hasta sus caderas. Decides ignorarla pero después de un rato sigue ahí y su persistencia ya sólo inspira miedo, tensión y nervios que te hacen encerrar bajo las sábanas pretendiendo que no existe y como niño inocente escondiéndose “del coco” te cubres con las sábanas e intentas cerrar los ojos.


Pasan las horas y crees que se ha ido cuando de pronto sientes manos delgadas recorriéndote el pecho con estremecedor escalofrío y la cadencia de su respiración en el oído.


Está abrazándote en tanto tú no te atreves a mirarle a la cara. Huele a “organza” y te susurra en voz baja que sólo lleva puesto su lápiz labial.


- Esa, la otra, no sabe quererte…no te conoce, ni pretende...


Te llena el corazón de palabras dulces y amor despechado.


De espaldas, se coloca sobre sus rodillas y las palmas de sus manos, voltea la cabeza hacia ti y te mira de reojo, dibujando en la comisura de sus labios una sensual sonrisa que te invita a entrar, a derramarte en ella, a abandonarte a algo mucho más honesto que la felicidad: dolor y éxtasis.


Tú la tomas por la cintura y le acaricias los senos mientras te recuestas en ella, sobre ella, besándole el cuello, detrás de las orejas, en la nuca. No es sólo sexo, es entrega, aquella que duele pero también se disfruta.


Ella se posa arriba de ti, moviéndose delicadamente cuando de pronto sientes el impulso estallar en cólera y decirle que es una mentira, que se largue y te deje en paz, pero cuando sospecha que vas a hablar pone tres dedos sobre tus labios y te quema con el beso que siempre te hace callar.


- Siénteme…dime que me amas, quiero escucharlo de ti.


No puedo decirlo, no quiero.


Se rompen los dos, fundidos haciendo el amor entre un mar de sangre y lágrimas.


Amanece una eternidad y permanece contigo, recostada entre el cuello y tu hombro, con su brazo y su pierna rodeándote, con la quietud de su carita tierna y femenina, con sus ojitos llorosos te mira enamorada para desvanecerse entre los primeros rayos de luz matinal, no sin antes dejarte un suspiro que dice que nunca te abandonará.


- Solos tu y yo…nadie más



Abraza la soledad cuando la necesites y cuando te hayas hartado abandónala. No dudará en ir a ti aunque no la llames.


No te enamores de ella, sólo vuélvela tu amante.


No te le acostumbres… ¡es una puta rompe-corazones!




9 comentarios:

pequeña extraterrestre dijo...

Veo que la soledad también te sirvió de inspiración. Sólo una amante la volveré, aunque no puedo prometer no terminar enamorándome de ella.

Besos

Psi-Lab dijo...

La soledad y tu post sobre la soledad

nOcTuRnA mOrGaNa dijo...

¿El dolor y el éxtasis son más honestos que la felicidad?, hummm, sí, estoy intensamente de acuerdo, es esa punzada masoquista la que nos mantiene al filo, muriendo un poco por más muerte...
Bites & Bloody Kisses.

wrutuu88uu dijo...

WOW!! memo, sinceramente creo que es de lo mejor que he visto... me encantó (menos la reflexión del final jeje) lástima que la puta desconfianza, desesperación e ira hayan sido quienes escribieron...

Siempre es bueno tener una puta que te haga creer por un momento que algo vale, aunque sabes que todo es fingido... es comprado...

besos

Anónimo dijo...

La soledad soledad tiene cara de mujer...es tan seductora como unas y causa tanto dolor como solo nosotras podemos hacerlo (a otros o a nosotras mismas). Pero ella no es ninguna puta para muchos es amante de planta probablemente la unica que este con uno SIEMPRE. Atte yaya

andrUk dijo...

jum =)
ya leí este post...
ps escribes bien,
y sí,
aún hay influenza
pero es que pues eso no va a cambiar, vamos a tener que vivir con ella; pero iremos creando resistencia =D

Anónimo dijo...

wwoooww!! hasta la piel se me puso chinita, jeje!! es increible como algunas emociones hacen plasmar cosas tan controversiales, pero que bien que sea una inspiracion y asi nos puedas compartir estas lineas...

Julieta dijo...

La Soledad es tantas veces sinónimo de Mujer. Al igual que de Amor. ¿Será que Soledad puede ser sinónimo de todo y de nada a la vez? ¿Que es capaz de camuflarse detrás de cada cara, de esconderse en cada rincón y caber en toda grieta?
Que es a la vez deseada e indeseable. Siempre la misma Soledad. En cada boca, en cada palabra. Estos días me la he topado por doquier.
El dolor y el éxtasis. No sé si sean más honestos que la felicidad, pero sé que son capaces de anidarse más profundo que ésta, de aferrarse a nuestro pecho como garrapatas sedientas. Mientras que la felicidad es escurridiza, traviesa, efímera, rompible. Como un pañuelo de seda, que si no se toma entre dos dedos cuidadosos, se deshilacha y cae al suelo con una voltereta.
Siempre haciéndome pensar más de lo debido. (Se agradece)
Saludos,
J.

PD: El video de las Miss Etcétera me ha hecho reír como pocas cosas...

Psi-Lab dijo...

Nocturna Morgana: Creo que la naturaleza masoquista del ser humano es más bien, el contraste emotivo de la vida, si no existiera el dolor la felicidad sería algo vulgar.

wrutuu88uu: pues no era la dsconfianza y la desesperación, era más bien la iniciativa de hacer algo creativo con mis ideas caóticas jeje.

Anónimo: La soledad, es una palabra que denota cualidad femenina, y tienes razón, es una constante en la vida de cualquiera.

Julieta: Gracias a ti por la profundidad de tus comentarios, tienes razón, creo que la soledad es ambivalente, algunos la buscan en otros invade involuntariamente.

La felicidad es algo eventual, aspiracional, es escurridiza...pero el problema es que la buscamos constantemente.